Tras casi 10 años de inseguridad informática Intel ha solucionado una vulnerabilidad que permitía a los atacantes tomar el control de los pc’s conectados en red, cabe destacar que este fallo solo afecta a los usuarios que trabajan en red y no a los usuarios normales que solo ocupan sus ordenadores para trabajar en Internet de manera autónoma.

La empresa productora de chips afirma que ellos ya hicieron su parte pero que  el resto del trabajo va a depender de los fabricantes, ya que ellos ahora deben crear las actualizaciones correspondientes para que este arreglo tenga efectos positivos.