El hecho ocurrió de San Francisco, Estados Unidos. Cuando sujetos asaltaton un camión de transportes al cualle arrebataron la nada despreciable suma de mas de 300 iPhone X, el último lanzamiento de Apple.

El robo asciende a la suma de 300 mil dolares y, si no los reducen rápidamente en el mercado informal, solo se quedarán con potentes equipos inservibles ya que todos los terminales tienen sus códigos IMEI registrados, esto quiere decir que los iPhone serán bloqueados.