No es novedad los desaciertos que comete a menudo el cantante canadiense Justin Bieber, ahora a sumado una hazaña, para no tener que lidiar con el taco, subió a la vereda  y avanzo raudo sin importarle nada,  arriba de su espectacular tricimoto en Beverly Hills, lo mas alarmante es que casi atropella a una persona minusválida. Se salvo que no hubiesen policías cerca.