Se trata de una joven pareja que compró unas cajas plastias a través de Amazon y al recibir su compra se percataron que venían 29 kilos de marihuana, paquete que no tenia nada que ver con lo que esperaban.

El hecho ocurrió en Orlando, Estados Unidos, lugar en el que la marihuana está permitida solo para uso medicinal. Asustados por lo ocurrido, llamaron inmediatamente a la policía para hacer la denuncia correspondiente.

En tanto, Amazon como forma de compensación por lo ocurrido, les entrego a los afectados una gif card de 150 dolares por los problema ocasionados.